Estuve viendo un árbol, nada más y nada menos”.

-Aurelio Asiaín

Espectáculo unipersonal dancístico que nace del interés de la bailarina y coreógrafa Tatiana Zugazagoitia y del poeta Aurelio Asiain por mezclar sus disciplinas para crear una pieza en conjunto, creando así un diálogo entre la poesía de uno y la danza de la otra. Es resultado es un espectáculo atemporal, abstracto, de narrativa no lineal sobre la reflexión o diálogo de una persona, Tatiana en esta ocasión, entorno a los árboles de su alrededor, que le dan sentido, consuelo y por qué no, hasta lata.

Dirección, coreografía e interpretación: Tatiana Zugazagoitia

Poesía: Aurelio Asiaín

Música original: Manuel Estrella “Gato”

Diseño y realización del árbol: Cecilia Alvarado

Diseño de iluminación: Manuel Araiza

Diseño de vestuario: Mónica Aranda

Fotografía: Eduardo Cervera y José Jorge Carreón.

Beca del SNCA FONCA 2010-2013.

Beca del FONCA a Fomento a Proyectos y coinversiones culturales 2012.


Arboreal is a one-woman dance show, which originated from the shared interest of the dancer and choreographer Tatiana Zugazagoitia and the poet Aurelio Asiain. The result is a timeless, subtle, abstract show with a non-linear narrative and oriental flair, about the reflection-dialogue of a character, Tatiana, concerning the trees around her, the ones that give her meaning, consolation and, why not, as she herself says, “even hassle”.

Grant from FONCA (National endowment for the Arts) as Creator with TRAYECTORIA in 2010-2013.

Grant from FONCA (National endowment for the Arts) in 2012.

Cincopa WordPress plugin
Prensa:

ARBOLADA, el placer de la danza

“Lejos del lugar común, Tatiana nos lleva “Fuera del Centro” cuando baila. Frágil, sutil, se eleva, aterriza, gira, susurra, calla, se suspende delicada, pero firme, como una hoja movida por el viento que susurra palabras en Arbolada, su más reciente creación hecha en Mérida con el apoyo del Sistema Nacional de Creadores y el FONCA”

Elidé Soberanis
Diario de Yucatán 2013


La relación de Tatiana Zugazagoitia con la poesía contemporánea es excepcional entre los coreógrafos actuales. No sólo porque es una lectora atenta y constante sino además porque logra eso que es mucho más difícil que adaptar una obra escrita o traducirla a movimientos: Tatiana toma el poema, lo hace vibrar en su vida y lo asimila de verdad piel adentro. Lo incorpora para finalmente pronunciarlo con su cuerpo en una composición a la medida única de sus movimientos y su voz.

Alberto Ruy Sánchez